Senderos de productividad

  • Acerca de SP

    SP es un espacio de encuentro de personas, organizaciones y asociaciones, interesadas en compartir conocimientos y experiencias que sirvan para profundizar en el desarrollo de su productividad personal.
    Lee más
  • Boletín de noticias

    Suscríbete
    Nombre:
    Apellidos:
    Correo-e:
  • Publicidad









  • Contenidos recientes

  • Comentarios recientes

  • EVENTOS

  • Septiembre  2014
    Lu Ma Mi Ju Vi Do
       
    1 2 3 4 5 6 7
    8 9 10 11 12 13 14
    15 16 17 18 19 20 21
    22 23 24 25 26 27 28
    29 30  
  • Archivos

  • Contacto

  • Confianza y productividad – TEXTO

     

    Un escuálido 11% de los empleados norteamericanos consideran que existe plena coherencia entre el discurso y las acciones de sus jefes (Sondeo Maritz, abril 2010, error de muestreo máximo +/- 3%).

    Además sólo un 7% confían plenamente en que sus directivos senior cuidan por sus intereses.

    Desconozco si existe un estudio similar y con análogo nivel de fiabilidad en nuestro país.

    En cualquier caso no parece aventurado afirmar que la confianza es el elemento nuclear de las relaciones entre las personas [...]

    ¿Se puede construir una relación sobre la base de falta de confianza o – aún peor – la desconfianza?

    ¿Son conscientes nuestros directivos y jefes de esa importancia? ¿Conocen cuál es el nivel de confianza que tienen en ellos sus colaboradores? ¿Saben cuáles son los fundamentos para construirla y desarrollarla? Si un jefe o directivo es un individuo que está en nómina, principalmente, para desarrollar a sus colaboradores – ya que sus resultados son los que éstos consigan – ¿existe alguna relación entre la confianza que sus colaboradores y él se tienen, mutuamente, y la productividad de éstos?

     

    Liderando desde la vulnerabilidad

    Para construir y fortalecer la confianza de tus colaboradores y pares necesitas respetar el cumplimiento de tus promesas y compromisos, mostrar coherencia en tu estilo de gestión de personas y comunicación y, también, demostrar tu respeto y actitud de apoyo, especialmente, con tus colaboradores.

    Sin duda esas actitudes y conductas son necesarias para establecer los cimientos de la confianza en tu equipo, pero si lo que deseas es alcanzar un nivel de rendimiento óptimo necesitarás dar un paso aún más grande.

    Para establecer una conexión profunda con tu gente que genere el nivel de confianza que moviliza a una persona a ir mucho más allá de sus obligaciones, necesitas liderar desde tu vulnerabilidad. Un concepto que pocos están dispuestos a adoptar, porque requiere asumir un elevado nivel de riesgo, equivalente al gran premio que promete.

    Seguro que ya has aprendido que no existen incentivos, paquetes remunerativos, ni estrategias capaces de compensar la falta de confianza en una relación.

     

    ¿En qué consiste la vulnerabilidad?

    Dicho de una forma muy sencilla en mostrar tu humanidad.

    Las personas no somos perfectas. Los jefes tampoco. Vulnerabilidad es mostrarte como eres, no como quieres parecer.

    Para ello necesitas olvidarte de tu ego y dar la bienvenida a tus dudas, errores, fracasos, desafíos, sentimientos, miedos y preocupaciones, y compartirlos con tus colaboradores.

    Aceptar y mostrar vulnerabilidad es la puerta de acceso al aprendizaje compartido; sólo cuando aceptas que no sabes te das el permiso de aprender. Es necesario ser muy fuerte para aceptar mostrar tu vulnerabilidad o humanidad, seas jefe o no, especialmente en culturas empresariales que consideran que los jefes no deben mostrarla porque sería interpretado como un signo de debilidad, que te haría perder tu autoridad.

     

    ¿Cómo consigo que mis colaboradores confíen en mí?

    Si quieres ganar la confianza (vulnerabilidad) de tu colaborador es indispensable que primero tú confíes en él. Tu vulnerabilidad es el sendero que conduce a esa confianza.

    Puede sonar simple, pero ¿cómo puedes esperar que confíe plenamente en ti si tú no confías plenamente en él?

    La confianza de tu colaborador en ti se construye cuando éste desarrolla su vulnerabilidad a partir del modelo de vulnerabilidad que tú has construido y practicado antes con él.

    Este modelo construye sobre la ausencia de castigo frente a los errores, problemas o fracasos. Tu apoyo necesitará ser sincero, confidencial e incondicional. Respetarás a tu colaborador y movilizarás su autonomía, poder y autoría. Actuarás como su coach, mentor o consultor interno, en función de las necesidades que él exprese y juntos acordéis.

     

    ¿Cómo conecta confianza con productividad?

    El jefe se constituye, de esta forma, en el recurso principal del colaborador para lograr su desarrollo y mantenerle responsable, consistentemente, en los resultados a los que éste se ha comprometido.

    El jefe entiende que su rol principal es desarrollarle, que le pagan principalmente para eso. Su evaluación como jefe es función directa del grado de desarrollo de las capacidades de sus colaboradores.

    Puedes aspirar a conseguir un equipo de rendimiento óptimo sólo cuando has conseguido un equipo de personas que confían plenamente entre ellas y contigo.

    Sin duda es un modelo bastante diferente del Jefe Solucionador de problemas – que vimos la semana pasada – y de otro que exploraremos más adelante, el Jefe Papá o Jefe Colega.
     

     

    “Confianza es el sentimiento de poder creer a una persona incluso cuando sabemos que mentiríamos en su lugar” – Henry Louis Mencken

     

    Jaime Bacás para Senderos de Productividad 

    febrero 15, 2011 | 4 Comentarios | |

    1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4.67 de 5)
    Loading ... Loading ...

    Comentarios

    4 Respuestas to “Confianza y productividad – TEXTO”

    1. AlbertoB
      marzo 21st, 2011 @ 2:02 pm

      La confianza mutua en ambas direcciones es imprescindible, pero como bien argumentas, a día de hoy el primero en desconfiar de los empleados es el gerente, que trata de convertirse en un gran hermano, intenta estar al corriente de todo, se pierde la mitad y mal-juzga a los trabajadores, a unos les sube a un pedestal y a otros los repudia, solo por las apariencias o comentarios de incluso propios compañeros sin tener en cuenta datos reales.

      Para eso utilizamos nosotros un programa que se llama Workmeter, y que ayuda a los trabajadores porque mide su productividad en todas las horas que trabaja. Esto da respaldo a los buenos trabajadores, que ya no se preocupan por el que dirán, se dedican 100% a su trabajo, sabiendo que hay unas métricas que pueden ser consultadas, por el mismo y por el departamento de RRHH o por el gerente, que ya no mirará quien parece que trabaje más o menos, o evaluará a la gente por quien abandona último la oficina. Esto da autoconfianza al empleado y a la vez al gerente, que sabe que podrá valorar al personal por su trabajo y no por lo que recibía de terceros, o por falsos comportamientos mal interpretados.

    2. Helena
      marzo 22nd, 2011 @ 12:08 pm

      Tener confianza en el jefe es bastante dificil mas aqui en España que hay el dicho “Aqui hay mucho jefe y poco indio” Quien trabaja mas o quien trabaja menos, quien se implica y quien viene solo para fichar… Por suerte, ultimamente hay herramientas y soluciones que ayuda a calcular la productividad de una forma transparente donde todos somos iguales y nos valoran segun nuestro trabajo, y creando conciencia de nuestra propia aportación a los objetivos de negocio.
      Gracias a algo como WorkMeter nuestros esfurzos estan valorados.

    3. santiago coupeau
      mayo 6th, 2011 @ 11:06 am

      En primer lugar quiero felicitar a jaime por su excelente artículo. Me ha llegado hondo el concepto de vulnerabilidad. Como coachee y luego como Coach sigo trabajando esa parte de mi ego que me lleva a aparentar lo que no soy y a tratar de defender esa imagen. De hecho he conocido el coaching por este motivo. No sabía interpretar las reacciones de jefes y colegas ante alguna de mis actuaciones. Pienso que he mejorado mucho y comparto esto por si a alguien le puede servir

    4. guadalupe
      octubre 30th, 2011 @ 11:14 am

      Muchisimas gracias por compartir este excelente artículo!

    Deja tu comentario






    Cerrar
    Enviar por Correo